TRASTORNO ESPECIFICO DEL LENGUAJE (TEL)

¿QUÉ ES EL TRASTORNO ESPECÍFICO DEL LENGUAJE?

El término de trastorno específico del lenguaje nació unido a una derivación de los trastornos afásicos en adultos. Paulatinamente ha ido desplazando a otros más clásicos, como alalia, audiomudez, sordera verbal congénita, afasia evolutiva y disfasia.

La definición más característica sobre Trastorno Específico del Lenguaje procede de la ASHA (American Speech- Language- Hearing Association, 1980): “Un trastorno de lenguaje es la anormal adquisición, comprensión o expresión del lenguaje hablado o escrito. El problema puede implicar a todos, uno o alguno de los componentes fonológico, morfológico, semántico, sintáctico o pragmático del sistema lingüístico. Los individuos con trastornos del lenguaje suelen tener problemas de procesamiento del lenguaje o de abstracción de la información significativa para el almacenamiento y recuperación por la memoria a corto plazo”.

Como puede apreciarse por la definición el TEL no constituye una categoría clínica como una categorización global (Aram, 1991), sino que se trata de un conglomerado de subcategorías o de subgrupos con posibles factores causales diferentes. Esto lleva a preguntarnos si el término TEL engloba una serie de trastornos diferentes. En la actualidad el problema se aborda desde la heterogeneidad de la población TEL (Mendoza, 2001).

El trastorno específico del lenguaje es un trastorno que afecta a una cantidad de niños que oscila entre 0.6 % y el 7.4%, obedeciendo dichas diferencias a los criterios para clasificarlos y a la edad de los propios niños.

 

 

¿CUÁL ES LA CLASIFICACIÓN DEL TRASTORNO ESPECÍFICO DEL LENGUAJE?

Para el diagnóstico del Trastorno Específico del Lenguaje a aquellos individuos con un inicio tardío o un desarrollo lento del lenguaje oral, no explicado por un déficit sensorial auditivo o motor, por deficiencia mental, trastornos psicopatológicos, por deprivación socioafectiva ni lesiones, o disfunciones cerebrales. Una de las principales reformas que incluye el decreto 1300, es en función de este punto, en donde se clasifica a los TEL en:

TEL Expresivos: Puntuaciones tras evaluaciones del lenguaje expresivo quedan por debajo de las obtenidas por las normas del desarrollo del lenguaje receptivo. Se puede manifestar a través de síntomas como errores de producción de palabras, incapacidad para utilizar los sonidos del habla en forma apropiada para su edad, un vocabulario sumamente limitado, cometer errores en los tiempos verbales, o experimentar dificultades en la memorización de palabras o en la producción de frases de longitud o complejidad propias del nivel evolutivo. Las dificultades interfieren con el rendimiento académico o comunicación social. No se cumplen criterios de trastornos mixto del lenguaje receptivo-expresivo ni de trastorno generalizado.

TEL Mixto: Puntuaciones tras evaluaciones del lenguaje expresivo quedan por debajo de lo esperado para la edad del menor. Los síntomas incluyen los propios del trastorno del lenguaje expresivo, así como dificultades para comprender palabras, frases o tipos específicos de palabras, tales como términos espaciales. Las dificultades interfieren con el rendimiento académico o comunicación social. No se cumplen criterios de trastorno generalizado del desarrollo.

 

 

¿Qué tipos de trastornos del lenguaje existen?

Son varios los trastornos del lenguaje y que afectan de una manera clara al trabajo escolar de los niños. La aparición de cualquiera estos trastornos limita en gran manera la adquisición de conocimientos del escolar al mismo tiempo que limita el desarrollo de su personalidad. De ahí la importancia que tiene su detección temprana, para poner los medios necesarios encaminados a su corrección. Atendiendo a la gran diversidad de trastornos que hay los vamos a dividir atendiendo a la siguiente clasificación:

Trastornos del desarrollo del lenguaje: disfasias/afasias; retraso específico del lenguaje; retraso simple del lenguaje; retraso del habla

Trastornos del lenguaje escrito: dislexia; disgrafía; disortografía; discalculia

Trastornos del desarrollo del lenguaje

Disfasias: se relacionan con una inadecuada y retrasada adquisición de lenguaje en ausencia de deficiencia mental, pérdida auditiva, problemas emocionales-sociales y deprivación medio-ambiental grave. Se aplica a aquellos niños que presentan un trastorno severo del lenguaje, tanto en la compresnsión como en la producción. Se caracterizan por déficit a nivel de comprensión, procesamiento y uso del lenguaje. Sueles asociarse a otro tipo de trastornos como atención dispersa, aislamiento, etc.

Afasias: es una alteración del lenguaje producida por una lesión cerebral, una vez que el niño haya adquirido el lenguaje, pudiendo ser sensorial o motriz Las afasias pueden ser de emisión o de comprensión, llamadas también sensoriales-receptivas o motoras-expresivas. Asimismo, pueden ser completas o incompletas, determinando así una afectación mayor o menor, incluyendo la escritura y cualquier otro modo de expresión

Retraso simple del lenguaje. Se trata de una disfunción del lenguaje de tipo evolutivo con desfase cronológico. Aparece en niños en los que no se encuentran alteraciones de tipo intelectual, relacional, motriz o sensorial, aunque afecta a más de un módulo del lenguaje, en especial a la fonología y la sintaxis. Lo más normal es que se presente como una insuficiencia del aspecto lingüístico a nivel expresivo, comprensivo y articulatorio

El retraso simple se da en niños que no presentan, por lo tanto, ningún tipo de patología, pero que por cualquier cicunstancia tardan más tiempo en alcanzar la comprensión del lenguaje. Parece ser que se da más en niños con bilingüismo. Con una buena intervención del logopeda este retraso se corrige con cierta facilidad, logrando que el niño hable correctamente a los cinco o seis años.

Algunas de las características que presentan los niños están relacionadas con dificultades en la comprensión de órdenes sencillas, poseen un escaso vocabulario, presentan dificultades en la lateralización y una escasa función lúdica del lenguaje.

Retraso específico del lenguaje. Es un trastorno específico del desarrollo en el que la comprensión del lenguaje por parte del niño es inferior al nivel adecuado a su edad mental. Suele ser relativamente frecuente que en este tipo de retrasos exista un deterioro notable de la expresión del lenguaje, así como alteraciones en la pronunciación de los fonemas. Por regla general son niños que inician el lenguaje a una edad tardía, en torno a los tres años. Algunos autores lo incluyen dentro del grupo de las disfasias.

Retraso del habla. Se trata de una afectación transitoria del habla que no está ligada a ningún tipo de deficiencia mental, ni a déficit auditivo, ni a trastorno de la personalidad. Es uno de los trastornos más frecuentes relacionados con el lenguaje y aunque apenas si tiene repercusión en la evolución del niño. Los niños que tienen este tipo de trastorno suelen comenzar a hablar en una edad cercana a los dos años, y con la ayuda de un logopeda puede alcanzar un nivel lingüístico normal.

Este retraso y sus desviaciones aparece entre el 3 y el 10% de los niños menores de 6 años y según los distintos autores que lo han estudiado suele aparecer en niños con antecedentes familiares en el retraso del habla o en aquellos que tienen una base patológica clara. Sólo en este segundo caso el trastorno se asocia con: un retraso mental o parálisis cerebral, el autismo, déficits auditivos como la sordera congénita y las afasias o disfasias.

Trastornos del lenguaje escrito

Dislexia. Es un trastorno específico del proceso de lectura y que se caracteriza porque no se asimilan correctamente algunos símbolos gráficos del lenguaje. Sin embargo, algunos autores se preguntan si realmente la dislexia es un trastorno del lenguaje. A esta disparidad de criterios se refiere Josep Artigas, basándose en los estudios de Fritz (1996) quien propone una hipótesis según la cual el defecto en la percepción visual del movimiento, detectado en muchos disléxicos, no sea otra cosa que un marcador biológico de un déficit cognitivo que afectaría distintos aspectos del procesamiento cerebral.

Tipos: dislexias adquiridas y dislexias del desarrollo. Las primeras tienen como substrato una lesión cerebral adquirida localizada en una zona de la corteza a la que se le atribuye la función que ha quedado alterada. Las dislexias del desarrollo son las más comunes.

Disgrafia. La disgrafía es un trastorno de tipo funcional que afecta a la calidad de la escritura del sujeto, en el trazado o la grafía. El niño presenta un nivel de escritura significativamente inferior al esperado por su edad y curso escolar, y ello influye negativamente en sus aprendizajes escolares. Los problemas más frecuentes observados son: la inversión de sílabas; la omisión de letras, etc.

Tipos: Disgrafias adquiridas y evolutivas; disgrafias centrales y periféricas; disgrafias centrales: disgrafia fonológica; disgrafia superficial; disgrafia profunda.

Disortografía. Dificultad para escribir sin errores ortográficos.

Discalculia. Se trata de un trastorno específico del desarrollo en el cálculo aritmético del niño. Suele aparecer asociado a otros trastornos como la dislexia o la disgrafia, así como con trastornos de atención y problemas perceptivos. Los problemas observados en estos casos son: la confusión de números y su inversión, etc.

 

NIVELES DEL LENGUAJE

 

Nivel Fonológico: Tiene relación con la percepción y la producción de los sonidos de la lengua como significantes. La función del significante de los fonemas es la de evocar un significado y diferenciarlo de otros significantes.

 

Nivel Morfosintáctico: Tiene relación, con la forma que vamos a estructurar lingüísticamente los significados. (Plurales, tiempos verbales, artículos etc.)

 

Nivel Semántico: Corresponde a la representación lingüística de lo que la persona sabe. (Manejo del vocabulario).

 

Nivel pragmático: Estudia el uso del lenguaje en contextos reales, por expositores y auditores reales en situaciones reales.

 

 

DESARROLLO DEL LENGUAJE

  • Prelinguìstica (0-9) . Del juego vocálico,

Componentes afectivo emocional, satisfacción

De sus necesidades, sin comprensión del habla.

 

  • Comprensión – expresión del habla (9 – 18)

Mejor comprensión ,ejecuta ordenes simples,

Amplio significado a palabras, ecololalia y

Jerga, vocabulario muy limitado.

 

<!–[if !supportLists]–>Ø <!–[endif]–>Pensamiento concreto (18 – 36 ) . Gran

Desarrollo de la comprensión , aumento

Súbito de léxico, desaparece la jerga y

Aparece el soliloquio.

 

<!–[if !supportLists]–>Ø <!–[endif]–>Lenguaje interior ( 36 – 72 9 . Equilibrio

Entre expresión y comprensión ,uso de

Oraciones bien construidas.

 

<!–[if !supportLists]–>Ø <!–[endif]–>Pensamiento formal ( 72 – 144)

Generalización, categorización

y conceptualizaciòn , diferencia lo

fantástico de lo real.

DESARROLLO FONOLOGICO

  • 0 – 6 : vocalizaciones no lingüísticas.

 

  • 0-9 : vocalizaciones con rango de entonación, ritmo y tono de voz..

 

  • 9 – 12 : primera palabra.

 

  • 12 -84 : aprendizaje de los fonemas.

Según Jacobson el desarrollo normal a nivel fonológico seria:

Adquisición normal de fonemas

2 años – 2 años 6 meses

Fonemas /p/ , /t/ , /K/, /b/, / m/ ,

Adquiridas todas las vocales.

2 años 6 meses – 3 años

Fonemas /q/, /n/, /j/, /ñ/.

3 años – 3 años 6 meses

Fonemas /f/, /y/, /ch/.

( 3 años 6 meses , comienza una buena aproximación de los dífonos vocálicos )

3años 6 meses – 4 años

Fonemas /l/, / d/.

( 4 años adquisición total de los dífonos vocálicos )

4 años – 4 años 6 meses

Dífonos consonánticos con /l/.- /pl/, /bl/, /fl/, /cl/, /gl/, /tl/.

Fonema /s/, si es distorsionada se trabaja.

4 años 6 meses – 5 años

Fonema /r/ vibrante simple

4 años 6 meses – 4 años 9 meses

Dífonos consonánticos con /r/ – /dr/ última.

4años 9 meses – 5 años

Fonema /r/ vibrante múltiple

Fonema /s/ se comienza e3l trabajo si es seseo (si esta muy distorsionada se inicia trabajo antes, como esta estipulado en los cuatro años)

Nota: a los 5 años el niño no debería presentar dificultades comunicativas (expresivas, comprensivas)

 

DESARROLLO MORFOSINTACTICO

  • 9 – 18 : frases de un elemento
  • 18 – 24 : frases de 2 elementos
  • 24 – 30 : 3 elementos con partículas
  • 30 - 36 : estructura oracional de 4 elementos
  • 36 – 42 : oraciones complejas
  • 42 – 48 : creatividad en su lengua
  • 4 años : gramática básica

 

DESARROLLO MORFOSINTÂCTICO

Pautas evolutivas

  • PRELENGUAJE: de 0 a 12 meses
  • PRIMER DESARROLLO SINTACTICO: de 12 a 30 meses
  • EXPANCIÔN GRAMATICAL: de 30 a 54 meses.
  • ULTIMAS ADQUISICIONES: de 4 a 5 años en adelante

 

 

DESARROLLO SEMÂNTICO

  • 12 MESES: 2 a 3 palabras
  • 18 MESES: 10 a 20 palabras
  • 24 MESES: 50 a 250 palabras
  • 30 MESES: 400 a 500 palabras
  • 36 MESES: 800 a 900 palabras
  • 48 MESES: aumento lento del vocabulario

 

ESTUDIO DE LA PRAGMATICA

Se centra en dos aspectos:

  • FUNCIONES COMUNICATIVAS: Que son unidades que reflejan

Intencionalidad,motivación,metas y fines que espera conseguir.

  • CONVERSACIÔN: Secuencia interactiva de habla entre dos o mas interlocutores en un contexto social, ejecutando la competencia comunicativa.

 

 

Consejos para la reeducación de los trastornos de lenguaje

Para la reeducación de los trastornos mentales enumerados, es necesario en todos los casos derivar al niño a un gabinete fonoaudiológico, donde personal idóneo pueda dar un diagnóstico adecuado y encarar la reeducación correspondiente a cada caso en particular.
No obstante esto el maestro puede colaborar con la tarea del especialista.
Las dislalias es el trastorno que más frecuentemente encontramos en los primeros grados de la escuela primaria.
Las dislalias o defectos en la articulación de los fonemas puede darse como:
*omisión de un fonema. Ej decir osa por cosa.
*sustitución de un fonema. Ej. dosa por rosa.
*distorsión de un fonema ej. shopa por sopa.

Se deben a un deficiente manejo de los órganos fonadores (labio, lengua, etc.) que no han adquirido aún la elasticidad suficiente para llegar a la pronunciación correcta de los fonemas. Las más frecuentes se dan en los fonemas R y D y las combinaciones con R y L que demandan para su correcta articulación una gran agilidad de los órganos fonadores. Siempre estos niños necesitan una reeducación específica.

Para el caso particular de la tartamudez, daremos ciertas sugerencias de apoyo al niño, que podrán ser puestas en práctica por padres y maestros:

  • No llamarle la atención sobre su forma de hablar
  • Darle la imagen acústica de cada palabra a modo de comentario (por ej. cuando el niño cuenta algo sobre una mesa y tartamudea mucho sobre la sílaba “me”, convendrá decirle: “asi que se rompió tu mesa”).
  • Si el niño está pasando por un período positivo, conviene que el maestro lo haga hablar mucho.
  • Aumentar la seguridad general del niño, no haciendo observaciones en exceso acerca de lo que los padres pueden considerar malos hábitos del hijo.
  • Para mantener el orden se adoptaran medidas pasivas, nunca se castigará físicamente al niño tartamudo.
  • Impedir discusiones frente al niño.
  • Evitarle perturbaciones emocionales, sometiendolo a una vida tranquila y a un régimen de rutinarias actividades.
  • No fatigarlo

Además de encontrar los trastornos ya enumerados, encontramos otros que son propios del medio en que el niño se desarrolla, que podríamos llamarlos de causa socio-cultural, tales como:

*       Pobreza de vocabulario: ello se debe en muchos casos al no haber recibido la estimulación suficiente; es labor del maestro el formar y enriquecer este vocabulario para favorecer la adquisición y expresión de ideas.

*       Estructuración del lenguaje pobre: no hay gran fluidez ni variedad en la estructuración del lenguaje, generalmente es en forma cortada y le cuesta hilvanar oraciones en la narración de sus experiencias.

*       Vicios del lenguaje: son defectos de pronunciación que el niño trae del lenguaje familiar y que el maestro deberá corregir (por ej. qué, por que; juego por fuego; voy a dir por voy a ir, etc.

En estos trastornos la labor del maestro es de vital importancia, deben ser objeto de atención constante aprovechando todas las circunstancias sistemáticas y ocasionales de la vida escolar para que el niño aprenda a observar el mundo que lo rodea, que aprenda los nombres correctos de los objetos, los pronuncie correctamente y adquiera fluidez y claridad en la expresión de sus observaciones, ideas y sentimientos.

Para el logro de esta madurez lingüística se podrán tomar como base los trabajos de: -Estado del tiempo
-Noticias (conversación dirigida) momento de intercambio
-Trabajo con vocabularios agrupados por nomenclaturas, con apoyo de material real y pictórico.
-Descripción de láminas
-Cuentos.
-Dramatizaciones
-Poesía.

 

La Importancia del Juego en el Lenguaje

laminas-interactivas-de-lenguaje

 

 

 

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: